Fetch the bolt cutters: el disco perfecto para la cuarentena

el

Por Ka Rodríguez.

En mis primeras experiencias con nueva música de un artista, sean casettes o CDs, tener nuevo material significaba escuchar un álbum una y otra vez hasta el cansancio. El éxtasis duraba días, o incluso semanas dependiendo de qué tan bien logrado estaba el material. Esta cuarentena tenemos la oportunidad perfecta de volver a esta práctica, de envolvernos y sumergirnos una obra en todo su detalle, de la mano del nuevo álbum de Fiona Apple.

Apple vuelve con material más experimental y casero que nunca antes. “Fetch the bolt cutters” es el disco que esperábamos para sentarnos a escuchar con calma en estos tiempos de pausa global obligada. El sonido es tan íntimo que pareciera que estás en su hogar; de hecho, la casa de Apple en Los Ángeles es un instrumento más, quizás el principal de este álbum. Irónicamente, el disco se siente casi como si lo hubiera grabado una persona en cuarentena de distanciamiento social.

Los sonidos de percusión fueron hechos por ella misma con los elementos más inverosímiles: el piso y las paredes, unas semillas horneadas y hasta una cajita con los huesos de su amada Janet, su amiga pitbull por la que canceló conciertos en el 2012. Las colaboraciones caninas al disco no terminan allí: los perros Mercy, Maddie, Leo, Little, y Alfie, son parte de de coros y brindan sendos ladridos que Apple incorpora a la música.

Fetch the bolt cutters es la maduración de una pausa de ocho años en la carrera de Apple, lo cual no es inusual en ella. Con 25 años en el mundo de la música, este álbum es el quinto de su discografía. Les fans, acostumbrades a la espera, recibimos con brazos abiertos esta oportunidad de escuchar sus letras sardónicas y crudas, y el piano y voz versátiles que caracterizan a la neoyorquina. Temas como la depresión, experiencias pasadas de bullying y violencia sexual se hacen espacio sin tapujos en su lírica punzante: “Good morning, good morning/ You raped me in the same bed your daughter was born in,” (Buenos días, buenos días/ me violaste en la misma cama en la que nació tu hija”.

Este es el primer álbum producido casi por completo por Apple, y esto se siente en la obra final. Mientras sus álbumes anteriores tienen un cierto glamour, como una fina capa barniz que la industria de la música a veces le pone a los muebles aunque ya estén lindos, este álbum por el contrario es la madera de palo santo que no necesita pintura ni efectos para deslumbrar en su belleza. Disponible en todas las principales plataformas de música, la energía creativa de “Fetch the bolt cutters” nos espera para volver a escucharla en repeat, una y otra y otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s